Perdido en el facebook...

sábado, 1 de diciembre de 2012

Volanta La Cañada - Cerro Viejo - La Cañada



Ascenso: De la cañada rumbo a un brazo del Cerro Viejo entre el Arroyo las Crucecitas
y el Arroyo que alimenta al Arroyo el Juanote

Descenso: Iniciamos por el Arroyo las Crucecitas y nos salimos para ir tomando
poco a poco el brazo por el que subimos hasta llegar a La Cañada.

Enero 2009

Ascender el Cerro Viejo, bien vale la pena pedir un día de vacaciones para disfrutarlo un día mas. Viernes 16 de enero, pasadas las 9:30 horas, partimos en tres autos 15 personas dispuestas a vencer al que un año atrás nos había hecho sufrir un poco y sin lograr la cumbre.

Algunos de nosotros tenían tiempo sin salir, otros no tenían condición física y uno que otro creía imposible subir hasta las antenas y con justa razón...


Ruta aproximada del ascenso y descenso al Cerro ViejoRuta aproximada del ascenso y descenso al Cerro Viejo


Los padres de algunos de los 15 excursionistas nos dejaron en las coordenadas 20º25'03.37'' N y 103º26'14.32'' O para comenzar la ruta a través del bosque de encinos y tierra roja con algo de erosión.



Rojo paisaje en Cerro Viejo
Rojo paisaje

Alrededor de 2.5 km mas adelante nos salimos de la brecha y nos adentramos por algunas parcelas hasta llegar al bosque abundante, en principio subcaducifolio, pero que se vio superado rápidamente por el de encinos de hoja grande. Cruzamos varias cercas de alambre hasta que encontramos la manguera donde tomamos nuestro tercer o cuarto descanso para comer.

Media hora después decidimos seguir por donde la manguera, ya que nos preocupaba no alcanzar a llegar con la luz del día a la cima. Este camino iba en línea recta a la punta del cerro y les dió tranquilidad a los que le andaban batallando más subir.


Cactus en Cerro ViejoCactus sobre las rocas

Fueron alrededor de 4.8 km de subida con una pendiente promedio de 40.25º (a ojo de buen cubero) Hasta que tuvimos la siguiente vista en la costilla del Cerro, donde esperamos hasta una hora a los que se quedaron atrás. En este punto ya nos habíamos desviado de la manguera para evitar bajar a una cañada.

Vista en la costilla del Cerro ViejoVista en la costilla del Cerro Viejo

Nos dió gusto que los 15 llegáramos hasta aquí, en especial los que estuvieron a punto de tronar o los que creíamos que le sufrirían mas... Solo nos faltaban 700 metros para llegar a las antenas.

Enero 2009

El último esfuerzo para llegar a la cumbre valió la pena al ver las antenas. Los primeros que llegaron fueron a buscar posibles lugares para acampar. Al llegar el resto, se nos dijo que no había un lugar bueno por ahí, por lo que, dos personas fuimos a buscar el lugar 300 metros mas abajo hacia el norte, donde se veían algunas explanadas.



Finalmente, encontramos un lugar, ya con el sol oculto y levantamos campamento con la compañía de millares de pequeños bichos saltarines característicos del Cerro Viejo. El frío comenzaba a pegar duro, nos abrigamos, prendimos la fogata y calentamos la cena.

En medio de una nube nos fuimos a descansar, pero antes, me quedé a esperar un rato a que se consumieran las brazas y a apagarlas.

No recuerdo cuántos años, o hace cuántos campamentos que no podía dormir, sufrí frío y moquera, la bolsa de dormir tenía un pequeño agujero que lo envié al piso para que no entrara el poco aire que se filtraba a mi ratonera.

Todo esto pasó, debido a que de 3 sleeping, elegí el que cabía en mi mochila hasta el fondo de la misma, pero no los de batalla... no lo vuelvo a hacer!!
A las 5:45 horas del sábado, decidí levantarme, me puse mi calcetas, el calzado y mi gorro. Salí a caminar sin necesidad de usar mi lámpara, gracias a la luz de la luna. Aún así, alcancé a ver bastantes constelaciones: la osa mayor, la osa menor, escorpión, dragón, la cruz del sur, arturo, la corona, entre otras...

Alrededor de las 6:40 horas me tocó ver el amanecer en el oriente, después fuí a explorar de nuevo hacía ese lado del cerro. Regresé y ya se habían comenzado a levantar mis compañeros.

Amanecer en la bola del Cerro Viejoamanacer



Desayuné, seguí explorando un poco, y cuando platicaba con una compañera sobre las actividades a realizar durante la mañana, escuchamos un grito y fuí a ver que era.

Vistazo en los alrededores del Cerro Viejovistazo en los alrededores


En mi búsqueda, llegué primero a las antenas, luego por los cuartos de trasmisión de radio CV y volví a escuchar algunas voces y fui en esa dirección.

Antes de llegar me encontré con un águila muerta, talvés con unos 18 días y cuatro horas de fallecida por su aspecto.

Águila muerta en Cerro Viejoaguila muerta


Las personas que me encontré eran scouts del grupo 15 de guadalajara, Oscar, cumplía 60 años y se fué a festejar al Cerro Viejo soplando sus 60 velitas sobre un pay muy sabroso.

Scout celebrando 60 años en Cerro Viejo60 años de vida


Al terminar mi pedazo de pay, regresé al campamento donde ya estaban haciendo algunas actividades mis compañeros.

Durante los espacios entre una y otra aproveché para ver la flora y fauna del lugar. En la esplanada enfrente de nosotros, encontré bastantes montículos de tierra y muchos agujeros, al parecer de tuzas, aunque no tuve el privilegio de observar alguna.

Flora y Fauna vista en el Cerro Viejoflora y fauna en los alrededores

Eenro 2009

Durante la hora de la comida, aproveché para ir a esconder dos geocaches, cada uno a menos de 1 km del lugar de acampado.
Contenido de un geocacheContenido de un Geocache

Mas tarde siguieron algunas otras actividades, y ya algunos pensaban en el regreso y en el agua, por lo que dos bajamos a la cañada principal que mira hacia el sur para ver si corría agua y llevar 5 litros al campamento.

Durante el camino vimos mas amates rojos aislados con grandes encinos. La pendiente era muy pronunciada, como entre 35º y 58.5º, causa por la que resbalamos algún par de veces. Y tal como escuché cuando tenía 7 años, nunca caes de frente, siempre caes sentado en el Cerro Viejo...


Amate en el Cerro Viejoamate



Faltando 50 metros para el fondo de la cañada comenzamos a escuchar el sonido que hace el agua al caer y correr entre piedras... nos dió mucho gusto y nos apuramos a llegar. Encontramos un hermoso arroyo de agua limpia. Tomamos agua, llenamos los recipientes e iniciamos el ascenso hablando sobre la posibilidad de que al día siguiente bajáramos hasta aquí y continuáramos el descenso.

Durante la subida de nuevo a la cumbre del Cerro Viejo me encontré una orquídea, mas helechos y una planta muy peculiar con espinas en sus hojas, que al tocarte, causan un ardor durante varias horas.

bromelia en el Cerro Viejobromelia

Al llegar arriba, nos dijeron que una compañera habría sufrido una pequeña caída forzada por otros dos compañeros. Esto nos preocupó y estudiamos un rato que ruta tomar al día siguiente:
  1. Por la vereda que va por la costilla unos 3 o 4 kilómetros y luego baja hasta Tlajomulco.
  2. Por donde subimos, la manguera.
  3. O por la cañada.
Cada quien dió su opinión durante la fogata, después de haber ido y regresado de tomar fotos cerca de las antenas, y decidimos dejarlo para el día siguiente, cuando viéramos como se encuentre nuestra compañera lastimada, la misma que perdió su ojo el año anterior cuando bajamos hacia Huejotitán (eso dijo ella, pero solo deliró, así que no se preocupen)

Fogata y descenso del Cerro ViejoFogata, y fotos del descenso a la cañada.

Enero 2009

El domingo nos levantamos a las 7:00 horas. La orden fué levantar campamento y desayunar para iniciar el descenso.

Después de deliberar un poco, ya listos y con el lugar donde acampamos sin ningún rastro de nosotros, decidimos bajar por la cañada para que nos pudiéramos abastecer de agua... y para ponerle mas emoción a esta salida, claro.

Al igual que el día anterior, pero mucho más cómico, hubo muchas caídas sobre las hojas de encino debido a la pendiente. Llegamos en 30 minutos aproximadamente al fondo de la cañada donde se encontraba el arroyo. Descansamos un rato mientras llenábamos nuestros botes.

Cañada Cerro Viejopaisaje de la cañada, al lado del arroyo



El agua estaba helada y muy sabrosa. Realmente algunos llenaron sus botes solamente para hacer mas peso en su mochila, ya que muchos no se la terminaron.

Descanso en la cañada del Cerro Viejodescansando en la cañada

Aunque la idea original de bajar por la cañada era seguirla por 3 o 4 kilómetros para subir de nuevo hacia el "oeste", los que iban adelante siguieron la forma del cerro sin bajar por la cañada, ni subir de nuevo. Esto hizo menos pesada la caminata, presentándose solo algunos resbalones y espinados durante el trayecto pasando por bosque con sombra casi total, hasta pedazos con vegetación subcaducifolia totalmente seca.

Mapa y brújulaMapa y brújula usadas durante la volanta

Casi al llegar a los primeros valles, donde se encontraba la brecha donde partimos, nos desviamos un poco intentando tomar el camino un poco antes, sin embargo, nos topamos con una pared y tuvimos que regresar para retomar una nueva ruta, en la cual no tardamos en llegar al camino correcto.


Cerro Viejo
dejando al Cerro Viejo atrás


Alrededor de las 16:30 horas llegamos al punto donde llegaron los padres de mis acompañantes y retornamos a Guadalajara con una ancha sonrisa, sin ojos perdidos, sin días de mas no planeados, sin cuchillos perdidos, sin insolados, sin haber tomado orina, sin haber pasado por bosque de cactus, sin pendientes peligrosas plagadas de bosque subcaducifolio y sin caminatas nocturnas a la orilla de las cañadas...

Gracias a Dios que disfrutamos de esta salida y que nos permitió regresar sanos y salvos de nuevo del Cerro Viejo; esta vez del lado norte...

2 comentarios :

  1. Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    ResponderEliminar
  2. no tengo conocimiento de algún grupo scout en Tlajomulco, sin embargo, te sugiero entres a la página de la provincia y verifiques: http://www.scoutsjalisco.com/

    Saludos

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios... (Thanks for your comments...)