Perdido en el facebook...

miércoles, 7 de abril de 2010

Volanta en el Cerro Los Bailadores - Ascenso por la cara sur

Al norte del municipio de Arenal, y noroeste del municipio de Zapopan, se encuentra el Cerro los Bailadores (2020 msnm), donde en el período 400 a 900 d.c. período de mayor apogeo de los primeros grupos sedentarios de El Arenal, se construyeron centros ceremoniales, al igual que en Santa Quiteria, La Mesa, y Huaxtla.

Ruta de ascenso al Cerro Los Bailadores
Ruta de ascenso al Cerro Los Bailadores

Punto mas bajo en el ascenso: 1582 msnm,  20°45'48.08"N, 103°36'34.09"W
Punto mas alto en el ascenso:  2016 msnm, 20°47'57.13"N, 103°37'25.77"W

Ruta de descenso del Cerro Los Bailadores
Ruta de descenso del Cerro Los Bailadores

Punto mas bajo en el descenso: 1544 msnm, 20°46'24.05"N, 103°36'17.01"W

La Volanta se planeó en menos de una semana. Tenían ganas de salir de campamento y este cerro me pareció interesante y adecuado para la ocasión. Hacía como 5 años que me preguntaba como se llegaba a las faldas del mismo; y ahora, decidido a ir, me dí cuenta que está atrás de Villa Primavera y de la Hacienda La Herradura. 

Terrenos aledaños a la Hacienda La herradura
Terrenos aledaños a la Hacienda La herradura

Así que estudié el Cerro en Google Earth, buscando lugares por donde ascender en su cara sureste, protegida por grandes paredes. 

Cerro los Bailadores, Arenal - Zapopan
Cerro los Bailadores, Arenal - Zapopan

No alcancé a comprar el mapa topográfico, ni si quiera a investigar cuál era, por lo que solo realicé una impresión económica de la ruta en una hoja, usando las últimas gotas de los cartuchos de tinta y me lo grabé en la mente.

Cerro de Tequila vista antes de iniciar ascenso al Cerro los Bailadores
Cerro de Tequila vista antes de iniciar 
el ascenso al Cerro los Bailadores

Nos dejaron a las 8:40 en el camino, a menos de un kilómetro de Villa Primavera. Comenzamos a caminar por un predio, probablemente de la Hacienda la Herradura, cubierto por algunos robles, hasta a una gran explanada a un lado del mismo fraccionamiento.

Molino para bombear agua para el ganado
 Molino para bombear agua para el ganado 
antes de iniciar el ascenso

Nos acercamos a las faldas del cerro y los llevé, solo por diversión, por una pequeña cañada, de la cual salimos casi inmediatamente por que una pared nos impedía avanzar.

Zopilotes en una torre de la CFE
Zopilotes en una torre de la CFE

Cuando intentábamos salir de la cañada, nos encontramos a uno de los Zopilotes que vimos en la torre de la CFE. Esta ave, el Zopilote, es carroñera y su nombre proviene probablemente de Tzopilotl, donde Tzotl significa inmundicia, y pilotl significa colgar. Ver la fuente y mas información aquí.

Zopilote observando al salir de la cañada
Zopilote observando al salir de la cañada

Así que seguimos por un brazo del cerro bajando y subiendo levemente, hasta que me dí cuenta que deberíamos estar del otro lado de la cañada... Bajamos, descansamos y subimos!

Cactus con flores
Cactus con flores

Ya es primavera
Ya es primavera

Hoja de roble con 6 parásitos
Hoja de roble con 6 parásitos

Ya teníamos bien ubicada la pendiente donde no habría pared que nos impidiera subir. Nos estuvimos parando cada 100 metros debido a la pendiente de entre 40 y 55 grados.; y  yo, como el experto en esto, muy amablemente les cargué la casa de campaña a los "pié tierno" ... ufff!!! ya me andaba!

Subiendo el Cerro los Bailadores
Subiendo el Cerro los Bailadores

el ascenso al Cerro los Bailadores
Definitivamente no fue fácil
el ascenso al Cerro los Bailadores

A las 13:30 horas llegamos al que sería nuestro lugar de acampado, en la cima. Solo habíamos encontrado una botella tirada en el camino, la cual me aumentó el peso de mi mochila como en 750 g, pero fue cargada con gusto sabiendo que por lo menos esa parte del cerro era poco frecuentada por las personas.. y no los culpo!

La foto de la conquista del Cerro Los Bailadores
La foto de la conquista del Cerro Los Bailadores,
solo a 200 metros de la cima y lugar de acampado

Vegetación en el Cerro los Bailadores
Vegetación en el Cerro los Bailadores

Barrancos en el Cerro los Bailadores
No se puede ascender por todos lados al Cerro los Bailadores

Después de armar casas de campaña y armar mi refugio, mis acompañantes se dedicaron a dormir y descansar (que poco aguante), mientras yo escondía otro geocache e iba a observar flora y fauna en los alrededores. 

Campamento - Casa de campaña
Campamento - Casa de campaña

Mi clásico refugio aéreo
Mi clásico refugio aéreo

Por el radio les preguntaba si querían hacer algo y me mandaban a volar, por lo que seguí explorando hasta que el sol se comenzaba a ocultar.

Contenido del geocache
Contenido del geocache (excepto GPS)

Vista que tienen los zopilotes en el Cerro los Bailadores
Vista que tienen los zopilotes en una de 
sus bases en la cima del Cerro los Bailadores

Recogimos leña, limpiamos dos metros de terreno, levantamos una pequeña torre de piedras alrededor de la fogata y la prendimos para preparar nuestros alimentos. A las 21:20 horas ya nos estábamos retirando a descansar, aunque preferí observar un rato el cielo, la cola interminable de autos que regresaban de vacaciones en la carretera Tequila - Guadalajara y algunos conatos de incendio. También escuchaba con atención los sonidos de los animales.

Descansando en mi refugio aéreo
Descansando en mi refugio aéreo

Que les puedo decir del descanso... estuvo bien, pero pudo ser mejor. Las chinches no dieron lata, pero si los mosquitos que zumbaban en mi oreja, aún cubriéndome con mi gorro y la bolsa de dormir. En ratos me despertaba al escuchar pisadas en las hojas de roble, pero no pude nunca ver a los causantes :( A pesar del calor que había hecho en la tarde, la noche estuvo fresca.

Unas sabrosas quesadillas de campamento
Unas sabrosas quesadillas de campamento

A las 5:30 horas del día siguiente, me levanté a observar y escuchar... Lechuzas, murciélagos y pisadas de nuevo. 

Paisaje en el descenso del Cerro Los Bailadores
Paisaje en el descenso del Cerro Los Bailadores

Al salir el sol las aves comenzaron a cantar.

Cuando se levantaron mis acompañantes, ya tenía lista la fogata para preparar el desayuno. Unas sabrosas quesadillas con salchicha, aguacate y calabacita asada deleitaron nuestro paladar.

A través del bosque espinoso
A través del bosque espinoso

A las 9:30 horas del horario de verano comenzamos a caminar al este para bajar por la otra parte que recordaba se podía ascender o descender.

Presas de agua en los alrededores de Villa Primavera
 Presas de agua en los alrededores de Villa Primavera
El descenso se sintió mas rápido, pasando por bosque de encino, mezclado con otras especies que no sé su nombre, hasta llegar al bosque arbustivo espinoso por un lado de una barda de piedra, y el bosque de encino por el otro. El espinoso estaba hacia abajo, así que sufrimos varios rasguños...

Arbusto cuyas hojas tienes espinas
Arbusto cuyas hojas tienes espinas

Cuando llegamos por fin abajo, solo teníamos que encontrar el camino que nos llevara de regreso a Villa Primavera.
Cruzando por el puente en estiércol de vaca
 Cruzando por el puente entre dos presas,
lleno de lodo de estiércol de vaca

Pasamos por bosque de Pino y Encino, al lado de presas de agua, entre ganado vacuno; pisamos lodo de estiércol de vaca, tuvimos que pasar por charcos, nos tiznamos de polvo blanco los zapatos... en fin!

Vista parcial de una presa de agua
Vista parcial de una presa de agua

El ganado vacuno simplemente nos vio pasar
El ganado vacuno simplemente nos vio pasar

Presa de agua con Lirio
Presa de agua con Lirio

Caminamos hasta el mini-super afuera de Villa Primavera donde descansamos y nos hidratamos. Posteriormente seguimos caminando por la carretera para acercarnos a la autopista mientras iba pidiendo aventón a todos los autos que pasaban.

Un cardenal?
Un cardenal?

Calabazita y almendra como alimento
Mis últimos alimentos en la volanta en Cerro Los Bailadores

Faltando 2 Km para la autopista nos levantó una Toyota que nos dejó en Plaza Galerías donde tomamos un camión, en el cuál un niño nos estaba tijereando por olorosos, greñudos y mugrosos.... Por supuesto que no dije nada ya que era verdad...

Caminando en la carretera, esperando un aventón
Caminando en la carretera, esperando un aventón

Por fin llegamos a nuestras casas con una ancha sonrisa pensando por mi parte si se atreverían a acompañarme de nuevo...


No hay comentarios. :

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios... (Thanks for your comments...)