Perdido en el facebook...

lunes, 19 de agosto de 2013

Volanta San Lucas Evangelista - Cerro Viejo - Zapotitán

Agosto 2013

Sierra del Madroño
Cerro Viejo

Clasificación QMX: T4D5x3 - Cv

Cerro Viejo, vía San Lucas Evangelista
Cerro Viejo, vía San Lucas Evangelista

Primer día

Inicio de ruta: 20°24'27.48"N 103°21'22.44"W en San Lucas Evangelista
Distancia recorrida: 12.3 Km
Alturas: máxima de 2802 m.s.n.m y mínima de 1580 m.s.n.m
Temperaturas: 35.4°C máxima, 14.5°C minima
Velocidad promedio: 2 km/h
Campamento:  20°21'36.60"N 103°24'40.83"W

San Lucas Evangelista - Sierra el Madroño - Cerro Viejo - Zapotitán de Hidalgo

Segundo día

Inicio de ruta: 20°21'36.60"N 103°24'40.83"W en Cerro Viejo
Distancia recorrida: 12.8 Km
Alturas: máxima de 2954 m.s.n.m y mínima de 1606 m.s.n.m
Temperaturas: 33.4°C máxima, 9.5°C minima
Velocidad promedio: 1.5 km/h
Fin de ruta:   20°19'39.05"N 103°28'46.21"W en Zapotitán de Hidalgo

Asistentes: Che Perez, Pepe, Angel, Alida, Quique y QuercusMx
Subieron por primera vez: Quique

"En recuerdo de Roberto Zacarías, contacto en Zapotitán de Hidalgo"
"Dios lo tenga en su gloria"

Día 1: La cara noreste del Cerro Viejo

A las 15:25 horas de un sábado comenzamos a caminar desde la plaza principal de San Lucas Evangelista, tierra de artesanos que trabajan la piedra de basalto, 6 "Hikers imperdibles" Un mapa topográfico y dos GPS fueron nuestras herramientas para dar con una vereda que nos llevara a la arista de la Sierra El Madroño.

Subiendo la Sierra del Madroño
En la Sierra del Madroño - Pepe y Che Perez caminando

Aún con cuatro "Hikers imperdibles" vistiendo pantalón de mezclilla, avanzamos constantemente probando y comiendo nopales, semillas, fruta seca y agua. El pantalón de mezclilla, si bien es resistente a la intemperie, es muy pesado al ascender los cerros. Lo ideal es buscar un pantalón ligero, que se sequé rápido y resistente.

Bebiendo agua en un maguey en la Sierra del Madroño
Bebiendo agua en un maguey en la Sierra del Madroño

Otro punto importante el cual nos ayudó a subir todos juntos fue la respiración. Había que inhalar y exhalar por la nariz o evitar hablar o inhalar por la boca en el asenso del cerro. La entrada de aire por la boca, cuando estás realizando un esfuerzo grande, podría cansarnos rápidamente.

En el bosque de encino, Cerro Viejo
En el bosque de encino, Cerro Viejo

Nos agarró la noche. Caminamos alrededor de una hora y media con la luz de la luna iluminando el camino. Por mayoría de votos decidimos acampar.. donde lo hicimos, en una pequeña explanada. Levantamos campamento y cenamos todos juntos quesadillas, tacos de frijoles, guacamole y galletas.

Cocinando con latas de alcohol y un pocillo - Cerro Viejo
Cocinando con latas de alcohol y un pocillo - Cerro Viejo

Lo interesante de la noche fue el frío y viento que nos azotaron en momentos... ah y las vacas! Mugres vacas que son enviadas al cerro...

Día 2: La cara sureste del Cerro Viejo

Pepe fue el primero que estuvo listo por la mañana y le dimos chance de adelantarse a la cima para que tomara fotos. El resto nos quedamos una media hora mas para terminar de desayunar y guardar lo que faltaba. En 40 minutos ya estábamos con Pepe en la cima tomándonos fotografías y admirando el paisaje.

Refugio aéreo - Cerro Viejo
Refugio aéreo - Cerro Viejo


Explanada para acampar en Cerro Viejo
Explanada para acampar en Cerro Viejo

La cara sur y sureste del Cerro Viejo es otra cosa. La pendiente es mayor, las veredas se pierden mas fácilmente y hay acantilados, barrancos o paredes por muchas partes. Definitivamente esta zona solamente la recomiendo para aquellos que vayan con un guía, ya sea con uno de los pueblos aledaños o con alguien que sepa navegación terrestre y que tenga experiencia en perderse donde no conoce. En otras palabras, la cara sureste del Cerro Viejo la considero de dificultad alta...

Bajando por la cara sureste del Cerro Viejo
Bajando por la cara sureste del Cerro Viejo

Por supuesto el descenso fue muy lento. Entre pendientes pronunciadas, rocas grandes, la alta densidad de vegetación y la vereda que se quería esconder frecuentemente, facilitó que el día fuera demasiado interesante. Nos dió la oportunidd de tomarnos fotos, rasguñarnos con las plantas, levantar basura y de hasta formar una nueva vía para descender hasta el arroyo Las Moritas.

Laguna de San Marcos desde Cerro Viejo
Laguna de San Marcos desde Cerro Viejo

Pero ¿Cómo llegamos al arroyo las Moritas? Bueno, la vereda se nos perdió, la que sale unos 50 metros antes de una pequeña cascada en las Moritas. Al perder la vereda, seguimos por donde las curvas de nivel mostradas en mi GPS estaban un poco mas separadas. Esto nos llevó a resbalarnos,  arrastrarnos, rasguñarnos y ensuciarnos pasando por una zona altamente poblada de árboles y plantas. Lo interesante del asunto fue que sabíamos que tarde que temprano nos íbamos a encontrar con una pared. Afortunadamente era de solo 3 metros, pero no apta para descender con seguridad; así que observé y encontré por donde. Amarramos la cuerda y descendí dos metros, y luego otros dos. Todos pudimos descender por ahí...

Pequeñas cueva para dormir en Cerro Viejo
Pequeñas cueva para dormir en Cerro Viejo

Sesenta meros adelante llegamos al arroyo temporal de las Moritas. Unos metros adelante encontramos agua para beber. También encontramos la vereda por donde se supone debíamos haber bajado y la famosa cascada en una zona donde parece que necesita un ligero toque para que sea turístico.

Pequeña fuente de agua en el arroyo Las Moritas - Cerro Viejo
Pequeña fuente de agua en el arroyo Las Moritas - Cerro Viejo

2.5 kilómetros después, ya habíamos dejado el Cerro Viejo y estábamos caminando por brechas buscando el mejor camino a Zapotitán... Tomamos el segundo mejor camino ya que el paisaje cambia mucho de tiempo de calor a tiempo de lluvias; y la verdad es que me confundí.

Cerro Viejo desde camino a Zapotitán de Hidalgo
Cerro Viejo desde camino a Zapotitán de Hidalgo

En Zapotitán conseguí un aventón a la carretera. Pepe se fue en taxi, los demás en un camión de segunda clase y yo en uno de tercera para poder bajarme donde quería.

El lunes todos con un sabroso dolor de piernas y una ancha sonrisa recordando la salida del fin de semana...

No hay comentarios. :

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios... (Thanks for your comments...)