Perdido en el facebook...

domingo, 20 de octubre de 2013

Volanta Labor de Solis - Cerro Grande de Ameca - San Ignacio

Octubre 2013

Cerro Grande de Ameca

El Cerro Grande Ameca, conocido también como Cerro Cuauhtepetl o del Águila, se recomienda solo para excursionistas con experiencia y acompañado por un guía. Sus pendientes pronunciadas, su vegetación, arroyos y diferencia de altitud lo hacen todo un reto. El agua se convierte en tu mejor aliado en un recorrido en esta parte de Jalisco...

Cerro Grande de Ameca - Vegetación
Cerro Grande de Ameca - Vegetación

Inicio de ruta:  A 1 Km de Labor de Solis 20°34'3.63"N 103°59'45.38"W
Distancia recorrida: 24.8 Km

Ruta Labor de Solis - Cero Grande de Ameca - San Ignacio Ojo de Agua
Ruta Labor de Solis - Cero Grande de Ameca - San Ignacio Ojo de Agua

Alturas:
  • Picacho de la Cruz: ~2586 msnm -  20°37'28.35"N 104° 0'46.24"W
  • Picacho plano: ~2439 msnm -  20°36'45.24"N 103°59'31.16"W
  • Picacho de las catarinas: ~2373 msnm -  20°37'2.98"N 103°58'23.29"W
  • Altura mínima de ~1244 msnm al inicio de la ruta.
Temperaturas:
  • Máxima de 29°C poco antes de subir el Picacho de la Cruz.
  • Mínima de 12°C en el lugar de campamento el domingo por la mañana.

Lugar de campamento:  20°37'18.03"N 104° 0'38.47"W
Fin de ruta: San Ignacio  20°39'30.24"N 103°56'11.35"W
Pueblo base: Puerta de la Vega

Asistentes: Che Perez, Angel, Quique y QuercusMx

Clasificación QMX: T4D4x4 - Cv

"Cuando las piedras se quiebran y los músculos no responden..."

Día 1: El ascenso por la barranca sin nombre

Sábado a las 7:08 hrs: Somos cuatro personas en un automovil Tsuru II con presión de llantas a 30lb partiendo al pueblo base, Puerta de la Vega. Hay que estar ahí a alrededor de las 8:00 hrs para que nos lleven al punto de partida. Llegamos a las 8:15 hrs y pasamos nuestras mochilas a una camioneta. Nos invitan a desayunar taco de frijoles hechos con manteca y también huevos estrellados... ¡Delicioso! ¡Vámonos!

Acercándonos a la barranca sin nombre en el Cerro Grande de Ameca

A las 9:10 pasamos el pueblo de Labor de Solis; 3 minutos después nos dejan en la brecha, apenas un kilómetro adelante de Labor de Solis. Hacemos una pequeña oración y comenzamos a caminar desviándonos por camellones y brechas que nos van acercando poco a poco a la barranca sin nombre.



El amate amarillo - Cerro Grande de Ameca
El amate amarillo, donde dejé el geocache

Así es, la barranca no tiene nombre; ni en los mapas impresos del INEGI, ni en las bases de datos de la misma institución. Yo la bauticé como la barranca de las piedras quebradizas.

La barranca es amplia, nos recibe un amate amarillo muy grande, donde dejo un geocache. Nos tomamos la foto y proseguimos silenciosamente. Realmente la pendiente está ligera y el cansancio no llega fuerte si no hasta que tenemos que salir del cauce del arroyo debido a que la vegetación nos cerró el paso.

Quique descansando en la pendiente mas difícil de su vida

Es aquí donde se puso interesante. Poco antes ya me había extrañado de ver gran cantidad de pequeños bloques de roca rectangulares e irregulares que parecían haberse deslavado cuesta arriba. Fue aquí entonces que comenzamos el ascenso con una pendiente de al menos 50 grados y hasta 75 grados. Vegetación por todos lados y piedra quebradizas también. Si a esto le sumamos que Quique estaba usando sus botas nuevas y un poco grandes por segundo día... lo acabó casi por completo. Después de casi una hora que parecía interminable, estábamos los cuatro arriba... pero volvimos a llegar al cauce del arroyo mas adelante donde nos abastecimos de agua por última vez en este día.

Huella de Tlacoache - Didelphi virginiana
Huella de Tlacoache - Didelphi virginiana

Ya teníamos que salirnos del arroyo para no regresar, había que tomar una arista de unos los brazos del cerro que llegan a la cumbre. Así que salimos como pudimos en medio de una vegetación que no permitía el paso fácilmente... hasta que por fin vimos el bosque de encino.  200 metros mas adelante llegamos a un campamento, el cuál estaba vacío un con algo de basura en su alrededor. Algunos metros mas adelante nos acostamos a descansar y dormir media hora para que Quique... y todos nos recuperáramos un poco antes del último estirón.

Ascendiendo el Cerro Grande de Ameca
Ascendiendo el Cerro Grande de Ameca

Al parecer si sirvió, recuperamos fuerzas un poco y caminamos lo que faltaba para llegar a solo 400 metros de la cumbre. Ya las piernas no respondían bien, así que decidí levantar campamento antes de llegar a la cumbre.

Campamento en el Cerro Grande de Ameca, a 400 metros del Picacho de la Cruz
Campamento en el Cerro Grande de Ameca, a 400 metros del Picacho de la Cruz

Dos horas después, ya cenados (quesadillas con chorizo y aguacate), Che Perez y yo llegamos hasta la cumbre, al Picacho de la Cruz, cuya cruz no está en la cima, si no mas abajo. Nos tomamos la foto de la conquista y regresamos al campamento ya casi a oscuras.

Conquista de la cumbre del Cerro Grande de Ameca Picacho de la Cruz
Conquista de la cumbre del Cerro Grande de Ameca
Picacho de la Cruz

Día 2: La conquista del Picacho Plano y del Picacho de las Catarinas

A las 7:00 nos despertamos y comenzamos a levantar y guardar cosas para partir. Durante el desayuno comentamos sobre lo que escuchamos y vimos durante la noche. Quique nos mencionó que vió varios cuatiés; yo solo los escuche en la neblina.

Amanecer en el Cerro Grande de Ameca

El descenso del Picacho de la Cruz es largo y Che Perez tuvo la oportunidad de ver un venado. Duramos casi una hora para llegar al puerto entre el primer Picacho y el Picacho plano. En este puerto fue donde acampamos cuando realicé la Volanta desde Puerta de la Vega hasta Ahualulco del Mercado.

Ascendiendo el Picacho Plano en el Cerro Grande de Ameca
Ascendiendo el Picacho Plano en el Cerro Grande de Ameca

El Picacho plano, es alrededor de 100 metros mas bajo que el de la Cruz, sin embargo ya traíamos cansancio acumulado, por lo que el ascenso estuvo pesado y lento... aunque yo obtuve mi premio, ver como estaba el geocache QMX - Vegapicachos planos.

Nuevamente tuvimos un descenso pesado y largo para llegar a otro puerto y descansar de nuevo 10 minutos. Todavía nos faltaba subir el último picacho... el de las catarinas.

Campamento en el Picacho de las Catarinas en el Cerro Grande de Ameca
Campamento en el Picacho de las Catarinas en el Cerro Grande de Ameca

Teníamos la esperanza de encontrar agua en otro campamento base que usan los pobladores de los alrededores... pero no hubo suerte. La falta de lluvia y el ganado propició que encontráramos agua sucia y estancada.

XII estación del Viacrucis mas arriba!
XII estación del Viacrucis mas arriba!

Decidimos subir por la ruta a la XIII y XIV estación de un viacrucis que han de organizar los pobladores de San Antonio Matute, señalada y que nos llevaba hasta la cumbre siguiendo una pendiente poco pronunciada y mas larga obviamente.

Vista desde Picacho de las Catarinas en el Cerro Grande de Ameca
Vista desde Picacho de las Catarinas en el Cerro Grande de Ameca

Mis acompañantes no dudaron en preguntarme en si deberás íbamos a bajar por el otro lado... y con justa razón ya que la pendiente se veía muy pronunciada... Yo tampoco dudé en decirles que así era. Nos quedaba medio litro de agua para los cuatro y era importante apurarnos a llegar a un barranco donde creía habría agua.

Xoconostle en el Cerro Grande de Ameca
Xoconostle en el Cerro Grande de Ameca

Comenzamos el descenso admirando las catarinas cubriendo los troncos de los árboles. Esta vez, a pesar de traer el mapa con curvas de nivel, en este no se mostraban con detalle algunos pequeños barrancos, por lo que tuve que corregir rumbo en tres ocasiones para no bajar por el brazo del cerro o barranco equivocado.

Cuando estábamos en la ruta planeada desvié nuevamente rumbo para no llegar exactamente al puerto siguiente, si no mas abajo en un barranco para ver si había agua...

Che bebiendo agua del arroyo en el arroyo la Tacotera - Cerro Grande de Ameca
Che bebiendo agua del arroyo en el arroyo la Tacotera - Cerro Grande de Ameca

Efectivamente, justo por donde decidimos bajar encontramos agua! Estábamos en el arroyo La Tacotera, de donde no volvimos a separarnos hasta mucho después.

El descenso por el arroyo la Tacotera tuvo una parte que me encantó: la que tiene algunas cascadas y que se pueden descender con cuerda. Lo malo es que es solo una pequeña parte y no está completamente encañonada.

Hay que cerrar las puertas después de pasar!
Hay que cerrar las puertas después de pasar!

Nuestro destino final fue el pueblo de San Ignacio Ojo de Agua, donde esperamos un rato a que fueran por nosotros para regresar al pueblo base y finalmente a Guadalajara.

Nota: El Cerro del Águila o Grande de Ameca se quedó sin 2.45 Kg menos de basura dejada por gente despistada. Gracias nuevamente a mis acompañantes por demostrar el sentido de responsabilidad con el medio ambiente.


2 comentarios :

  1. Excelente aventura!!! pude acompañarlos en mi imaginación con cada detalle que describes.

    Espero pronto poder acompañarlos.

    Sigue con este medio de difusión, y apoyemos estas prácticas para escaparnos momentáneamente de la vida rutinaria y tecnológicamente esclavizante!!

    Atte:
    H-141

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias H-141. Espero también pronto disfrutes al aire libre con nosotros.

      Eliminar

Gracias por tus comentarios... (Thanks for your comments...)