Cerro Grande de Ameca: Volanta Puerta de la Vega - San Antonio Matute

Volanta en el Cerro Grande de Ameca

Punto de Inicio: Puerta de la Vega
Punto clave del camino: Arroyo Piedras blancas
Punto final: San Antonio Matute
Punto mas alto: ~1900 msnm

Noviembre 2009, primare parte

Llegamos a Puerta de la Vega, municipio de Ameca, alrededor de las 10:30 de la mañana. Solamente mi compañero del trabajo y yo emprenderíamos esta caminata.

Objetivo del primer día: llegar y acampar en el segundo Picacho, a 2250 msnm (Puerta de la Vega se encuentra en 1300 msnm aproximadamente)

 En el bosque subcaducifolio con  pendientes mayores a 20°
En el bosque subcaducifolio con
pendientes mayores a 20°

Como muchas de mis salidas, no conocía la ruta completa, solo hasta el geocache que escondí hace un año, Vegaducifolio, a 1600 msnm. Lugar al cual nos tardamos como dos horas en llegar, debido a que a mi acompañante se le complicó bastante la subida, probablemente a que no estaba respirando correctamente.

Mantenimiento al geocache "Vegaducifolio"
Mantenimiento al geocache "Vegaducifolio"

La vegetación hasta este punto, estuvo protegiéndonos del sol, pasando por veredas en medio de amates, arbustos espinosos, mezquites y muchos otros árboles y plantas trepadoras, de las cuales  yo me colgaba (lianas).

Plantas trepadoras formando lianas  hasta lso 1700 msnm
Plantas trepadoras formando lianas
hasta lso 1700 msnm

A las 14:00 horas, en un claro, poco después de haber dejado un pequeño conjunto de encinos, decidimos comer y descansar. A las 15:30 horas, pensando en que mi acompañante ya no iba a poder mas, me dijo que le siguiéramos, ya que se sentía mejor. Le ayudé con la casa de campaña y continuamos el camino por la costilla del cerro, entrando rápidamente de nuevo al bosque de encinos.

Ardilla del Bosque los Colomos (Sciurus spp)

Hace unos días tuvimos nuestra segunda reunión de geocacheros de Jalisco en el Bosque de los Colomos. Además de una agradable convivencia, comida y relatos de nuestras aventuras buscando tesoros, una ardilla se nos acercó sin pena ni temor .

Ardilla amistosa
Ardilla amistosa

Le ofrecieron comida y refresco, y raramente aceptó todo con singular alegría.; probablemente ya muy acostumbrada a la gente que diariamente visita este parque.