Perdido en el facebook...

miércoles, 21 de diciembre de 2011

Volanta Puerta de la Vega - Cerro Grande de Ameca - San Antonio Matute

Volanta en el Cerro Grande de Ameca

Punto de Inicio: Puerta de la Vega
Punto clave del camino: Arroyo Piedras blancas
Punto final: San Antonio Matute
Punto mas alto: ~1900 msnm

Noviembre 2009, primare parte

Llegamos a Puerta de la Vega, municipio de Ameca, alrededor de las 10:30 de la mañana. Solamente mi compañero del trabajo y yo emprenderíamos esta caminata.

Objetivo del primer día: llegar y acampar en el segundo Picacho, a 2250 msnm (Puerta de la Vega se encuentra en 1300 msnm aproximadamente)

En el bosque subcaducifolio con
pendientes mayores a 20°

Como muchas de mis salidas, no conocía la ruta completa, solo hasta el geocache que escondí hace un año, Vegaducifolio, a 1600 msnm. Lugar al cual nos tardamos como dos horas en llegar, debido a que a mi acompañante se le complicó bastante la subida, probablemente a que no estaba respirando correctamente.

Mantenimiento al geocache "Vegaducifolio"

La vegetación hasta este punto, estuvo protegiéndonos del sol, pasando por veredas en medio de amates, arbustos espinosos, mezquites y muchos otros árboles y plantas trepadoras, de las cuales  yo me colgaba (lianas).

Plantas trepadoras formando lianas
hasta lso 1700 msnm

A las 14:00 horas, en un claro, poco después de haber dejado un pequeño conjunto de encinos, decidimos comer y descansar. A las 15:30 horas, pensando en que mi acompañante ya no iba a poder mas, me dijo que le siguiéramos, ya que se sentía mejor. Le ayudé con la casa de campaña y continuamos el camino por la costilla del cerro, entrando rápidamente de nuevo al bosque de encinos.


Lugar donde nos detuvimos a comer
en el oriente del Cerro Grande de Ameca

Vista de la Presa de la Vega y el Cerro Tomasillo
desde el Cerro Grande de Ameca

Fue muy interesante ver como había cambios drásticos de vegetación conforme bajabas o subias pocos metros, alrededor de los 1800 msnm. Pasamos por el punto mas alto de esa zona, a 1900 msnm y comenzamos a descender levemente hasta los 1800 msnm de nuevo.

En el bosque de encino arriba de los 1800 msnm
en el oriente del Cerro Grande de Ameca

Estando a 300 metros de el vértice formado por la loma del lado "este" del cerro y el segundo Picacho, acampamos; en los primeros kilómetros habíamos perdido valioso tiempo y energía, por lo que no podríamos llegar al segundo picacho por esta ocasión. El sol estaba por ocultarse y la pendiente que nos hubiera esperado superaba los 45° .

Vista del segundo Picacho
en el Cerro Grande de Ameca

Puse mi hamaca y  levantamos la casa de campaña y, antes de disponernos a cenar, fuimos a esconder un geocache a pocos metros del lugar.

Refugio Aéreo y casa de campaña en el bosque de encino

A excepción del mapa topográfico,
objetos dejados en el geocache "Picachos I"

La cena consistió en quesadillas con aguacate, té de canela, pan con nutela y frutas secas.

Estufa elaborada con una lata de atún,
cartón y cera. 50 minutos de fuego

A las 20:30 horas, ya cada quien estaba en su hamaca/casa, y nos dispusimos a descansar.


Noviembre 2009, Segunda parte

Domingo 15 de noviembre, salió el sol y levantamos campamento. Posteriormente desayunamos y partimos rumbo al vértice que les comentaba en la entrada anterior. Corroboramos que el ascenso al primer Picacho quedaría para otra salida.

Segundo Picacho (2250 msnm) visto desde los 1800 msnm
Primer Picacho (2250 msnm)
visto desde los 1800 msnm

El mapa marca el arroyo Piedras blancas, y sale al poblado de San Antonio Matute. Así que decidimos seguir su cause, aún sin agua a esa altura, caminando sobre una cama de arena. Pero a pocos minutos nos encontramos con lo que temíamos: desniveles pronunciados por donde se forman cascadas en tiempos de lluvia.

Arroyo Piedras Blancas en el vértice de dos picachos, pendientes poco mayor de 45º
Arroyo Piedras Blancas en 
el vértice previo al ascenso 
de los picachos, 
pendientes  poco mayor de 45º


El primer desnivel fue de 20 metros por lo menos. Después de bajar con cuidado al segundo subnivel, sentí la adrenalina y volví a subir como pude, ganándome en un susto un par de espinas al agarrar un nopal seco para apoyarme.

Bajando mochila en la primera cascada
Bajando mochila en la primera cascada

Rodeamos y bajamos como pudimos, de forma paralela al arroyo, y volvimos a entrar al mismo mas adelante.

Mientras caminábamos, la vegetación iba cambiando poco a poco. La vegetación del tipo subcaducifolio comenzaba a aparecer. De repente nos encontramos con el salto o desnivel mas alto, como de 70 metros. Fotos y a rodear de nuevo...

Cascada de 70 metros en el arroyo Piedras Blancas
Cascada de 70 metros 
en el arroyo Piedras Blancas

Entramos de nuevo al arroyo, parecía interminable el descenso: vueltas, pequeños saltos, pedazos con agua, zorrillo muerto, sombras en las pequeñas cuevas en las paredes de los lados del arroyo, una iguana enorme, algunos hundimientos en la arena, atorones en las lianas con las mochilas, resbalones, pequeñas caídas, calor aumentando, mas arbustos y plantas espinozas...

Parecía interminable el arroyo
Parecía interminable el arroyo

Encontré muy buenos lugares para observar fauna por el arroyo, lástima que no iba con ese objetivo en esta salida.


Cascada donde vi una iguana en una de las paredes
Cascada donde vi una iguana
en una de las paredes

Por fin, cuando el ganado con un buen número de integrantes nos taparon el arroyo, y ya nos estábamos preparando con piedras para asustarlas y arriarlas, apareció un señor a caballo, quien nos dijo que ya nos faltaba muy poco para salir a la brecha que nos acercaría a San Antonio. El señor estaba bajando ganado del cerro y las llevaba a sus corrales. Unos 300 metros mas adelante, ya nos encontrábamos caminando por la brecha por otros tres kilómetros. Llegando a las vías del tren, continuamos hacía otra brecha mas adelante, perpendicular a las vías, y descansamos esperando a que llegaran por nosotros y nos llevaran de regreso a Puerta de la Vega.

Lugareño y el ganado
Lugareño y el ganado

Así terminó esta volanta, que aunque no se cumplió con el objetivo original de llegar hasta Ahualulco, disfrutamos de bellos paisajes, aprendimos un poco mas de como preparanos mejor para que a la siguiente no nos detenga el cansancio, y sobre todo, de que me deja una espina para regresar las veces que sea necesario para conocer mejor el Cerro Grande de Ameca, fuente de agua para muchos pueblos en los alrededores.

Cerro Grande de Ameca
Cerro Grande de Ameca
Conquista de los picachos pendientes

El primer Picacho, destino original del primer día, alberga un par de cruces y una casa, vacía, para los visitantes que lleguen hasta ahí. En la casa deshabitada, hay cobijas y comida no perecedera para los que gusten quedarse... y eso, Dios mediante, lo tendré que comprobar con mis propios ojos.


5 comentarios :

  1. Saludos Jorge y felicidades por esta volanta, la verdad que ya a ese cerro le traigo ganas desde hace mucho. Y por sus elevaciones en los mapas veo que no es nada sencillo. Seguro que fue un magnífico lugar y ese geoche que escondiste tendrá visitantes muy aguerridos.Seguro que ya estarás planeando la próxima volanta.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Luis, pienso regresar al Cerro Grande de Ameca. Te aviso con tiempo cuando vaya por si tienes oportunidad de acompañarme a este cerro o cualquie otra volanta... Saludos.

    ResponderEliminar
  3. es bonito caminar por el cerro de ameca le recomiendo piedras bolas en el cerro de ahualulco

    ResponderEliminar
  4. pongan fotos de la cuva de los 3 picachos se los agra de seria compas

    ResponderEliminar
  5. Te sirve alguna de las fotos en http://quercus-robur.blogspot.com/2010/09/volanta-puerta-de-la-vega-cerro-grande.html?

    Sld2

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios... (Thanks for your comments...)