Excursión Sierra el Tecuán - Chupinaya - Ajijic

En la loma de la Sierra el Tecuán

Punto de partida:  Instituto Tecnológico Superior de Chapala (  20°18'18.66"N 103°13'15.43"W )
Punto final: El Tepalo (Ajijic)
Altura Máxima: 2408 m Mínima: 1608 m Diferencia: ~800 m
Elevación total: +1192 m, - 1235 m
Distancia:: 13.9 Km
Fecha de excursión: Noviembre, 2016
Asistentes: QuercusMx, Orlando, Kat, José y Luis.
Clasificación QMX: T3D3x2 - Ev

"No había pasado ni un kilómetro y ya les andaba haciendo el camino mas interesante..."

Detalles de la ruta

La ruta que seguimos comparada con otros senderos que ya había recorrido antes


Esta salida la había tenido publicada por casi un año. Cuando confirme fecha y día eran 10 las personas apuntadas. Sin embargo, al final fuimos 5.

Cuando vi que Kat era la única mujer, quien lucía muy joven, me preocupé un poco. Sin embargo todo siguió adelante sin problemas, y partimos rumbo a Chapala en auto para dejarlo a unos cuantos metros del Instituto Tecnológico Superior de Chapala y comenzar nuestra travesía.

Entrando al arroyo después de haber cruzado
varios metros de barrera vegetativa

El plan original era llegar a la Mesa del Ocote, sin embargo, me salí de la brecha que se acercaba a la barranca que llega a la misma; ya que bien inocente yo pensé que por la brecha era muy aburrido. Así que no había pasado ni un kilómetro una vez que me salí de la brecha y ya había abierto como unos 80 metros de una barrera de vegetación subcaducifólica... ufff. El premio fue llegar al arroyo que por unos pedazos se cerró y parecía que estuviéramos en lugares nunca transitados por el hombre. 

Dejando al amate amarillo

QuercusMx disfrutó mojarse con el agua zarca del arroyo

Pero no todo es como uno lo espera, y llegó un momento que seguir por el arroyo era casi imposible, por lo que nos salimos del mismo y comenzamos a subir por donde se pudiera, cruzando pedazos con camino de un futuro fraccionamiento?, vegetación semi densa, con avejas! muchas ramas por doquier... hasta que dimos con una vereda que llegamos a perder varias veces en la parte baja de nuestro ascenso.

Un tramo de fácil ascenso

Sonreir en nuestras dificultades...
Ascenso a la Sierra del Tecuán

Alcanzamos un punto donde la vereda era mas clara y ya no la perdimos hasta la cima, justo en el píco arriba de la Mesa del Ocote. Una vez aquí ya me sentí mucho mas tranquilo ya que ya había andado yo por aquí. Ahora la pregunta era cuanto mas aguantaríamos tomando en cuenta que el plan era llegar hasta el Sendero La Cristina y bajar por él. Eso estaba todavía muy retirado.

Disfrutando de los paisajes

Las vistas que tuvimos fueron impresionantes y mis acompañantes lucían contentos por haber logrado llegar hasta aquí.

QuercusMx en la Sierra El Tecuán


Ahora bien, una vez que llegamos a la capilla, no encontramos agua y me confirmaron que ya no traían mas, decidí subir hasta la Cruz de La Chupianaya y bajar desde ahí e intentar alcanzar El Tepalo que con suerte llevaría agua para beber.

Momento emotivo por las vistas de la Sierra el Tecuán


Flores para la abuelita

Y así lo hicimos, conforme bajábamos todos pusieron de su parte para mantener el ánimo, pero sus caras poco a poco comenzaron a reflejar la deshidratación y cansancio. José nos salvó al sacar un recipiente lleno de verduras partidas en pedazos pequeños, y esto nos dió la energía suficiente para llegar hasta donde encontramos agua. De aquí nos sentimos como nuevos y caminamos mas ligeros hasta el inicio del Sendero Interpretativo El Tepalo, justo cuando ya oscurecía.

Bajando El Tepalo
Ahora el problema era llegar a donde dejamos el auto, así que tomamos un camión que nos dejó en el centro comercial y de aquí no tuve de otra mas que pedir ayuda de mi amigo Javier, quien andaba en su casa de Chapala. Fue por nosotros y nos hizo el favor de llevarnos a donde al auto. Nos despedimos no sin antes recibir su regañada por que hice sufrir a mis acompañantes y de la ruta que tendría que haber tomado... 

Hay varios detalles difíciles y otros muy agradables que no escribí, pero pasaron y se quedaron ya como parte de nosotros. Ahora, varias semanas después de esta excursión, sería interesante conocer si lo volverían a salir conmigo...

Comentarios