Perdido en el facebook...

lunes, 22 de marzo de 2010

Volanta La Mesita - Cerro la Mesa - Carretera a Colotlán


Ruta de la Volanta: La Mesita - Palermo
 Ruta de la Volanta: La Mesita - Palermo

Esta vez programé una volanta tranquila de solamente 8 kilómetros, donde estuvieron invitados alrededor de 15 personas, mas agregados. Al final, solo fuimos dos personas.


Arbustos espinozos en el Cerro la Mesa
Arbustos espinozos en el Cerro la Mesa


Nos dejaron donde comienza la brecha que sube el Cerro la Mesa, trescientos metros adelante del pueblo La Mesita, municipio de Tesistán. En el camino a la cima, solo encontré huellas de bicicleta, de calzado y de caballos, ningún automóvil había pasado por ahí en los últimos días. Desde el principio entramos al bosque de encino después de pasar por algunos arbustos espinozos.


Bosque de encino en el Cerro la Mesa
Bosque de encino en el Cerro la Mesa

Flora de un encino a finales de invierno
Flora de un encino a finales de invierno

En el camino nos encontramos con dos pequeñas presas de agua y caballos. A 300 metros de la cima pudimos observar La Zona Metropolitana de Guadalajara. Se veía el Cerro de Tequila, El Cerro Viejo, El Cerro del Cuatro y varios cerros mas cercanos a la zona.

Presa de agua en el Cerro La Mesa
Presa de agua en el Cerro La Mesa

Vista de la ciudad desde el Cerro La Mesa

Nos encontramos a unos habitantes de esos lugares, quienes viven sobre la Mesa. Después de que nos sugirieran donde acampar y de presentarnos, decidí desviarme del camino y buscar donde acampar a unos cientos de metros adentro del bosque.

Mi mochila en el lugar de acampado
Mi mochila en el lugar de acampado

Armamos campamento en un pequeño espacio plano al lado de una barda de piedra, entre arbustos de hoja caducifolica y algunos árboles con espinas.

Contenido del geocache
Contenido del geocache

Después de descansar un rato, aprovechamos para esconder un geocache a unos metros de nuestro campamento. También exploramos un poco y dejamos un pequeño bocado para algún mamífero que paseara durante la noche cerca de ahí.

Anochecer en el Cerro de la Mesa
Anochecer en el Cerro de la Mesa

En la noche, disfrutamos de la vista de la ciudad y del cielo estrellado con algunas nubes cubriendo parte del cielo. Dos días mas tarde sería luna llena, por lo que no tuvimos luz natural en la noche, donde el viento estuvo soplando fuertemente provocando que las ramas estuvieran pegando con las paredes de la casa y nos sacaran uno que otro susto de repente.

Amanecer en el Cerro de la Mesa
Amanecer en el Cerro de la Mesa

Al día siguiente, nos percatamos que ya no estaba el bocado. Eran las 6:30 y comenzamos a levantar campamento y desayunar. A las 7:45 ya estábamos caminando siguiendo la ruta planeada.

Nuestro camino por la costilla del Cerro
Nuestro camino por la costilla del Cerro

A pesar de ser tiempo de calores, los lugares por donde pasamos y el paisaje fueron estupendos. El viento circulando entre los encinos refrescaban nuestro andar. El color amarillento del zacate adornado con algunos árboles y una hermosa vista al fondo, nos motivaba y generaba un poco de adrenalina.

Llegando a la cima de un cerro adyacente al de la Mesa
Llegando a la cima de un cerro adyacente al de la Mesa

Alrededor de las 11:15 horas llegamos por fin a la carretera a Colotlán, a la altura del fraccionamiento Palermo, donde esperamos por mas de 40 minutos el camión que nos llevaría de regreso a la ciudad.

Ladera del Cerro, zacate y un encino
Ladera del Cerro, zacate y un encino

Caballos en las afueras del fraccionamiento Palermo
Caballos en las afueras del fraccionamiento Palermo

En el camión la gente me hizo recordar el sentirme como un objeto raro o alguien que llamaba la atención... digo, éramos los únicos con mochila, mugrosos, asoleados y con una hancha sonrisa en un domingo al medio día...



No hay comentarios. :

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios... (Thanks for your comments...)